¿Cómo un emprendedor puede mantenerse motivado?

Coaching para emprendedores: ¿Qué es? ¿Cómo me ayuda?
septiembre 28, 2015
15 razones para hacer una página web con WordPress
octubre 6, 2015
Mostrar todos

¿Cómo un emprendedor puede mantenerse motivado?

La motivación y la inspiración son cosas difíciles de mantener, sobre todo cuando vienen días difíciles o las cosas no salen como esperamos, después de haberlo intentado una y otra vez. Si tú eres de las personas que ha luchado para mantener un plan de vida estable o si aún lo estas intentando con resultados poco favorecedores no te desanimes, continúa a veces hay dificultades y muchos motivos que lo impiden, pero si tienes trazado bien tu horizonte y tus objetivos están bien definidos sigue adelante y eso que estás buscando de manera insistente sucederá.

Todos podemos avanzar y llegar a lo que deseamos. No importa lo que sea, tal vez quieras llegar a tener la carrera perfecta, la relación perfecta, la salud perfecta, y ser perfecto como tal. Primero debes saber que la perfección no existe, pero lo que sí existe es el ser perseverante e impetuoso hasta encontrar lo que te llena y te hace ser cada día mejor en tu oficio y tu pasión.  A continuación te mostraremos algunos consejos que te guiarán a la adopción de medidas en la dirección correcta.

 1.- Piensa diferente

Tomar la decisión de luchar por nuestros proyectos personales, implica todo un proceso de cambio mental y de actitud. Apuesta por ver en las posibilidades de éxito, el camino hacia una independencia o libertad financiera donde tus esfuerzos, dedicación y perseverancia, adquieren mayor valor.

Por eso, cambiar el chip es comenzar a pensar diferente, creyendo firmemente en tu proyecto como emprendedor y en tus capacidades, también es un proceso de renovación constante, pues por más avanzado que se encuentre tu proyecto de emprendedor, siempre necesitarás recargarte emocional y mentalmente.

2.- Establece metas

Es recomendable que establezcas metas medibles, no solo los resultados sino también los plazos. Debes diseñar un horario completo del qué y el cuándo vas a hacer las cosas. Lo importante a recordar es que no te rindas si no alcanzas el horario, sólo reprográmalo y sigue adelante. La clave aquí es que tú tienes un plan a seguir y que puedes tomar como referencia, si en algún momento no te sientes seguro de lo que debe ser el siguiente paso. Debes alcanzar tus metas de manera semanal, mensual, trimestral y anualmente. Puedes incluso ir más allá de eso, si te gusta, haz un plan a 3, 5 y 10 años también.  Imagina el resultado final de cualquier línea de tiempo a crear, y trabaja hacia atrás en los pasos necesarios para llevarlo a cabo. Entonces utiliza esto para crear tu plan diario, revisa si las metas que te has establecido semanalmente se han cumplido a partir de los objetivos trazados y sigue insistiendo, si después de esto no obtienes el resultado que esperas, vuelve a intentarlo.  Ten en cuenta que para lograr lo que uno sueña debe insistir, persistir y nunca desistir.

 3.- Rodéate de personas que piensen como ¡tu!

Tener cerca a personas que pueden aportar positivismo, entusiasmo y nuevas ideas, contribuye  en gran medida a que tu entorno sea armónico y motivador. Seguramente, habrá amigos, familiares o conocidos que también han tenido experiencias de emprendedores y el intercambio de saberes o vivencias, ayuda a oxigenar nuestros pensamientos y proyecciones.

4.- No pierdas de vista la meta

¿De qué se trata todo? ¿Lo olvidaste? La mayoría de nosotros olvidamos la razón por la empezamos de una forma u otra enfocándonos en nuestros problemas diarios. Haz lo que puedas para no olvidar tus objetivos.

Escríbelos en una hoja de papel y pégala en tu computadora. Encuentra una imagen que represente tu meta y cuélgala en un lugar que veas todos los días. Recordar por qué hago lo que hago siempre me llena de energía.

5.- No dejes de luchar

Lucha y deja a un lado tus miedos, tus inseguridades, tus pensamientos destructivos, deja a un lado los comentarios negativos de aquellos que no se atreven a triunfar, no mires atrás, siempre mira hacia adelante, que cuanto más des por hecho que todo está a tu favor, cuando menos te des cuenta estarás pisando la cúspide de lo que veías hace un tiempo atrás totalmente inalcanzable.

 Mantenerte motivado no es fácil, especialmente cuando la meta que tienes en mente parece estar más lejos que nunca. Trata de no auto flagelarte, pero al mismo tiempo no te emociones en exceso cuando las cosas salgan bien.

El éxito toma tiempo, habrá luces rojas y verdes. Has escuchado esto antes, pero lo diré de nuevo: es mejor que trates de disfrutar el viaje porque, hablando desde mi experiencia, alcanzar la cima no será tan emocionante como lo creías.

Comentarios han sido cerrados